-->

jueves, 20 de junio de 2013

El silencio de las sirenas 014 (4.0.1)


Cambié el segundo párrafo de la parte 3.1.2, además de agregarle una nota incrustada (que adentro tiene otra). Antes decía esto:
Otra variante narrativa podría dar una tercera razón del callar, que podría o no ser intencional, según se interprete que hubo ahí una decisión táctica o una simple confusión. En esa reescritura remota del cuento, las sirenas, mecanizadas por años de secuencia canto–rostros de éxtasis, ven esa expresión en Ulises y conscientemente obvian el canto o inconscientemente lo dan por cumplido. Ver primero el efecto les hace omitir la acción, o por calcularla innecesaria o por creerla realizada y olvidada. Evidentemente, mejor volvamos a Kafka.
Ahora dice esto:
Otra variante narrativa, aun más libre, podría dar una tercera razón, que tampoco sería intencional. Las sirenas, mecanizadas por años de secuencia canto–rostros de éxtasis, ven esa expresión en Ulises y dan en creer que, aunque no lo recuerden, ya han cantado. Ver primero el efecto les hace omitir la acción, que dan por cumplida.*
Ante un tablero nuevo del ascensor, con botones más duros e indicadores luminosos más sutiles, C tuvo un engaño desapercibido similar. Tocó el botón y dio por cumplida la acción de marcar PB cuando el ascensor empezó a bajar, lo que en realidad ocurrió porque lo habían llamado de un piso intermedio.*
Inmediatamente identifiqué la situación con la de las sirenas de esta versión libre. ¿Lo habría hecho si no hubiese escrito pocos días antes esa imaginación, o si no se la hubiese leído a C pocas horas antes?
Evidentemente, mejor volvamos a Kafka.

1 comentario:

Oskar Glauber dijo...


I am regular visitor, how are you everybody? This piece of writing posted at this website is really nice. yahoo sign in